lunes, 26 de julio de 2010

RUMBO AL 2012

¡¡VAMOS!!

Lópezobradoristas en el Zócalo

México, DF. Seguidores de Andrés Manuel López Obrador se dieron cita en la plancha del Zócalo capitalino para acudir a la asamblea nacional del movimiento por la transformación del país. La Jornada / Carlos Ramos Mamahua

---

El Despertar

Convocar a una hazaña
José Agustín Ortiz Pinchetti

Hoy el movimiento obradorista celebrará una convención en el Zócalo capitalino. Decenas de miles que integran una red que abarca casi todos los municipios del país y 20 por ciento de las secciones electorales claves estarán representados. Se presentará un informe nacional compuesto por 32 microinformes, uno por cada estado. Se hará público el nuevo Proyecto alternativo de nación que se discutirá ampliamente en los próximos meses. Nuestra organización está dando muestras de presencia y madurez impresionantes.

Vale la pena preguntarnos qué significado tenemos para la vida pública y por qué esta organización es tan atractiva para cientos de miles. Durante muchas décadas el país fue perdiendo su capacidad para triunfar sobre las circunstancias adversas; hoy vivimos en la decadencia. Muchos aquí y afuera hablan de un estado fallido. De una nación sin rumbo. La iniciativa de AMLO nos convoca a una hazaña colectiva, a un esfuerzo común de voluntad y abnegación en servicio de nuestra patria para rescatarla y transformarla y hacer efectivas sus enormes riquezas materiales y, sobre todo, la vitalidad, laboriosidad y originalidad de nuestro pueblo.

Sin duda nuestro gran obstáculo es la existencia de una oligarquía voraz que ha impuesto a la nación sus propios intereses, que utiliza como máscara al neoliberalismo para justificar sus abusos, privilegios y corruptelas. Para mantener el control y la explotación sobre 80 [por ciento] de los mexicanos.

El movimiento representa el impulso para cambiar el modelo económico por uno nuevo y volver a crecer y empezar a repartir. Es evidente que representamos la única amenaza para la oligarquía y que ésta va a reaccionar. Nos atacará con todo: sus inmensos recursos y lo de los gobiernos panistas y priístas, su poderío mediático y su legión de técnicos, comunicadores, intelectuales y políticos. Pero entre el impulso creciente de la población que quiere cambiar y el obstáculo de los que quieren impedirlo es donde se da la oportunidad de una proeza, no de un líder, sino de un enorme sector de la población dispuesto a asumir el riesgo con abnegación y valentía. Es nuestra oportunidad para que millones recuperemos nuestra condición de ciudadanos para que la sociedad mexicana viva renovada, rejuvenecida para que pueda dejar atrás, como una pesadilla, las décadas perdidas del neoliberalismo.

jaorpin@hotmail.com

No hay comentarios: