viernes, 23 de julio de 2010

NO TENEMOS NADA QUE FESTEJAR

Este 15 y 16 de septiembre démosle la espalda a nuestros
gobernantes. Dejemos que ellos solo celebren las fiestas patrias, ellos
sí tienen que festejar. Que por primera vez, en la historia de este
país, el grito de independencia y libertad sea un gran silencio de
inconformidad y disgusto.

No hay comentarios: